Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 28 marzo 2009

    Desde hace unas décadas todos somos conscientes de la revolución sufrida con la llegada de medios como Internet, que han afectado no solo al sector de las TIC sino también a la comunicación en sí misma. Se ha abierto una nueva era en la manera de informar: la comunicación digital.

 

 

    Como este vídeo muestra,  se ha producido un cambio que ha afectado a la prensa, y en concreto a los antiguos medios como la radiinternauta2o, la televisión o la prensa escrita. Ahora el monopolio de la información recae en manos de Internet, un medio que ha aglutinado lo mejor de las viejas fórmulas de información. Ramón Salaverría, del Laboratorio de Comunicación Multimedia de la Universidad de Navarra, afirma: “Internet es un metamedio que aglutina el audio, el texto y las imágenes. Internet tiene la inmediatez de la radio, la profundidad de contenidos del periódico y el impacto de la imagen televisiva”.

    Internet se configura, así, como el soporte del nuevo periodismo digital, un modelo en el que los periodistas, que antes eran los únicos que informaban, pierden protagonismo. Ahora todos podemos ser “profesionales de la información”, lo que implica un cambio importante en el papel del periodista, que cuenta con muchas oportunidades pero que también debe hacer frente a nuevos retos. Debe poner orden en ese caos de información en que se ha convertido la red y manejar a la perfección las nuevas tecnologías.

 

    Se ha producido, por tanto, una modificación en el modelo de periodismo: hoy la información es de todos, cada uno de nosotros nos hemos convertidos en productores de información. La única condición para publicar en la web es prácticamente contar con un contenido, cualquiera puede publicar algo en Internet sin pedir permiso a nadie.

“Los contenidos producidos por cualquiera están a la misma distancia que los producidos por los más conocidos medios” dice José Antonio Millán, editor online. Es la “democratización” de Internet, el triunfo del periodismo ciudadano, dejando a un lado la unidireccionalidad de años atrás. Sin embargo, este periodismo digital ha abierto una controversia entre los profesionales de los medios que se han visto afectados por esa implantación masiva de nuevas tecnologías que también afectan a su profesión. Este dilema surgió hace unos años e, incluso en el año 2000, fue el tema principal de unas jornadas de debate, “Desafíos del periodismo en la Era electrónica”, donde los responsables de los medios se pronunciaron ante esta cuestión:

 

 dangillmor1

    Dan Gillmor, al que se considera el padre del “periodismo cívico o ciudadano”, se ha sumado a este debate  y hace unos días publicaba un polémico artículo en BoingBoing en el que se unía a aquellos que no descartan la “megafusión periodística” como posible solución para salvar el sector. Ya en el 2007, este periodista provocador analizaba en una entrevista concedida a la BCN este periodismo ciudadano y las diversas cuestiones de la era digital.

 

 

 

    Es una etapa dominada por lo digital y por el fenómeno de los blogs, espacio donde los usuarios publican su propia información. Así, un grupo de jóvenes blogueros- periodistas ha creado incluso una red de blogs de comunicación, Tinta Digital, cuyo origen se debe a ese cambio en los medios de comunicación. Este es su manifiesto inicial:

  

    La blogosfera reúne hoy entre 80 y 100 millones de blogs, generando de 1 a 2 millones de comentarios por día, y el número de nuevos blogs que son creados a diario es de 175.000, una cifra que evidencia esa potenciación de los nuevos espacios digitales.

 e-comunicacion

    Todo ello supone el triunfo de la e-comunicación, el paso definitivo a la publicación online de cabeceras y grupos editoriales. Es el hecho de adaptarse o morir. Las políticas y medios de comunicación deberán adecuarse y adaptarse a las nuevas exigencias y necesidades si quieren mantener su importancia y visibilidad y no dejar de existir. Hacen falta cambios en el sistema de producción, que logren convertir la información en un auténtico conocimiento. Hay muchos temas de los que no se habla en prensa y de los que sí se habla en Internet.

Read Full Post »

     El pasado martes 17, Irlanda estaba de celebración y el motivo, un año más, la veneración al patrón del país, San Patricio, que convirtió a Irlanda en una nación católica allá por el año 432. Al principio, el día de Saint Patrick era tomado tan solo como una fiesta religiosa y fue a partir de 1996, cuando el gobierno irlandés decidió incluir este día como fiesta nacional en el calendario del país. A partir de entonces, regiones de todo el mundo se han lanzado a la veneración de este santo aunque para ellos sea un verdadero desconocido. El Día de San Patricio se celebra a nivel mundial por todos los irlandeses e incluso muchas veces por gente que no tiene ascendencia irlandesa.

     En Irlanda los festejos duran 5 días durante los cuales se puede asistir a toda clase de eventos, desde actuaciones musicales, desfiles, actividades a pie de calle y, sobretodo, mucha fiesta, con un protagonista principal: la cerveza. Se calcula que durante estos días se consumen miles de litros de cerveza que incluso se tiñe de verde en algunosdesfile pubs irlandeses, para darle más colorido a esta fiesta que ya se ha convertido en todo un atractivo para los jóvenes de medio mundo. Sin embargo, si por algo destaca esta fiesta es por la compañía inseparable de la gaita, que pone ritmo a los desfiles que tienen lugar en la ciudad.

 

  

   Sin embargo, no solo Irlanda está de fiesta sino que mediocerveza-2 mundo ha decidido sumarse a la celebración entre ellos Nueva York, Buenos Aires y, como no Madrid, que no dudaron en apuntarse a los festejos. Incluso “Los Simpsons”, afamados dibujos juveniles, se han modernizado y han decidido desplazarse a Irlanda para meterse de lleno en esta celebración y darle un capricho a Homer, apasionado amante de la cerveza.

  

     Dejando a un lado esta anécdota, toca hablar de la ciudad de los rascacielos donde se organizó un auténtico programa de actividades para celebrar la herencia irlandesa de Nueva York. Centenares de bandas de música desfilaron durante horas por la Quinta Avenida en lo que es la marcha más larga del mundo y tiñeron de verde (el color de la región irlandesa) las calles de la ciudad. Además, el presidente de los Estados Unidos, ataviado con corbata verde, se reunió con el primer ministro británico Brian Cowen, en un encuentro que ya viene siendo habitual por estas fechas desde hace unos años. Pero no solo Nueva York se sumó a la celebración sino también otras ciudades como Filadelfia o Chicago, lugar este último donde se tiñó incluso de verde el río que atraviesa la ciudad.

 

rio-verde

 

     Además, se rindió homenaje en los bares irlandeses al patrono y para ello se echó mano del típico atuendo irlandes: camisetas y gorros con tréboles (shamrock), distintivo que supuestamente el santo utilizaba para predicar y que ahora es símbolo de buena suerte.trebol

Otra ciudad que se sumó a la fiesta fue Buenos Aires, donde la afluencia masiva de público a los pubs y bares de la zona irlandesa, provocó que se tuvieran que instalar centenares de controles policiales y de alcoholemia durante toda la noche, ya que la fiesta se prolongó hasta altas horas de la madrugada.

  

     Y, por último, citar a Madrid como ciudad que ha decidido unirse a la celebración a través de la multitud de pubs irlandeses instalados en la capital en donde por unos días se pubha cambiado el vino por la cerveza. Aunque aquí no se organiza desfile, como ocurre en otras ciudades, la fiesta se vive por todo lo alto con mucha música celta y el buen ambiente de las tabernas irlandesas. Incluso diferentes webs han organizado una ruta para guiar a los madrileños por los locales más fiesteros en este día que ya no solo es irlandés.

 

     Por todo ello, cada vez es más común unirse a celebraciones, que aún siendo típicas de otros países, se celebran en el resto del planeta por todo lo alto. Es tal la fama que ha alcanzado esta festividad que podemos asistir a ellas en cualquier pub irlandés del mundo. La excusa perfecta para salir y divertirse y vivir un poco más de cerca la cultura de Irlanda.

Read Full Post »

     La interactividad es una de las características primordiales de la comunicación digital en esta era tecnológica donde el usuario cada vez está alcanzo más poder, a través de las diferentes herramientas facilitadas por los medios, que le permiten convertirse en un sujeto activo.

Es muy frecuente que los diferentes diarios y portales de noticias ofrezcan servicios cuyo fin es la participación del lector, que deja de ser pasivo para convertirse en casi protagonista de las informaciones que se ofrecen en los medios.

     Se ha convertido en habitual que estas herramientas interactivas se agrupen bajo una única sección, donde el usuario podrá participar enviando noticias, charlando con otros usuarios y, en definitiva, creando también él la información a modo de segundo periodista.

 

  • En el caso por ejemplo del diario El País, el lector cuenta con una exclusiva sección “Participa”, donde puede colaborar con el periódico de diversas formas:

         Puede enviar las frases y preguntas más recurrentes para que aparezcan publicadas en la web. En este último caso, cada cierto período de tiempo el diario abre un espacio para que los lectores hagan preguntas a un personaje que en ese momento esté de actualidad, en este caso, el grupo musical Vetusta Morla. Eso sí, las cuestiones serán seleccionadas por un moderador.

  pais 

         “Yo periodista”: en este apartado puedes convertirte en periodista por un día y enviar una noticia, texto o foto curiosa, a través del móvil o de internet, que el diario publicará en esta sección. Además, para homogeneizar contenidos puedes elegir un tema para mandar la noticia acerca de esa rama en cuestión, como accidentes, estudiantes o tráfico, lo que facilitará la búsqueda a otros usuarios.

Además, el lector puede crearse un pasaporte que siga sus pasos por el web, unos datos que se recogerán en una ficha que resume tus opiniones, mensajes, fotos y blogs.

También puedes contestar a las encuestas propuestas por el diario y votar acerca de los temas más candentes de la actualidad o si lo prefieres conversar con otros usuarios registrados a través de foros y chats.

 

Dentro ya de otra sección te puedes crear tu propio blog de manera gratuita de tal manera que tu página personal pueda ser vista por otros usuarios. Además, en la portada del diario hay un enlace que te lleva al archivo de blogs y a los últimos blogs creados por los lectores.

 

Por último, puedes recibir las noticias más importantes en tu correo.

      

  • Al igual que en el diario “El país”, en el portal de noticias Terra.es, el usuario puede participar a través de diversas fórmulas cuyo objetivo es que el usuario se manifieste. “Exprésate” es el título que le han dado a estos servicios que se refieren a la creación de tu propio blog y a la posibilidad de crearte una cuenta de correo y expresar las opiniones en foros o charlas en las que pueden participar otros amigos que también sean usuarios habituales del portal de noticias.

      Puedes, incluso, subir fotos, vídeos y seleccionar amigos para que puedan acceder a tu propio blog que puedes predefinir bajo una serie de categorías. Sin embargo, para poder participar en estas herramientas, y como es habitual en estos msin-titulo-2edios, debes registrarte previamente.

      También puedes consultar noticias a través del móvil estés donde estés e incluso recibirlas, una posibilidad que puedes realizar a través del correo si previamente te has creado una cuenta, que al igual que en los otros casos analizados, es gratuita.

  • El último caso es el marcador meneame.net que tiene una peculiaridad con respecto a los otros medios analizados y es la facultad de comentar las noticias publicadas por el diario sin tener que registrarte previamemente. Esta posibilidad de comentar noticias la comparte con “El país” aunque en este caso solo puedes comentar unas pocas al igual que sucede en Terra. Además, en manéame hay una sección donde se publican los mejores comentarios de los lectores de tal manera que puedes acceder a ellos con tan solo un link.

         El lector también puede enviar una noticia si previamente se ha registrado o enviar las historias que considere interesantes sin-titulo-4para la comunidad o escribir su opinión, a través de comentarios de texto o notas, sobre las historias enviadas por otros usuarios a menéame. También se puede votar positivamente aquellos comentarios ingeniosos, divertidos o interesantes y negativamente aquellos que se consideren inoportunos. El usuario, así mismo, se podrá crear un perfil para que toda su información esté disponible desde la página de su perfil. También puede subir una imagen que le represente o añadir vídeos que sirvan para personalizar su espacio.

 

      Por último, una herramienta que comparte con los otros dos medios es la posibilidad de chatear en tiempo real desde la fisgona  y ver en tiempo real toda la actividad de menéame. Además, como usuario registrado se puede chatear con mucha más gente de la comunidad menéame.

 

 

      Así, en todos los casos se puede observar como la interactividad es una  herramienta fundamental y la muestra una vez más del cambio en las fórmulas periodísticas donde el lector tiene cada vez un mayor protagonismo y, en suma, más poder. Es la base de la comunicación bilateral

Read Full Post »

La revolución digital española

 

 

     Si uno se para a pensar en la era en que vivimos y a reflexionar acerca de la vida de los más jóvenes de esta tecnificada sociedad podrá darse cuenta cómo el ordenador se ha convertido en una parte integrante de la vida de esa generación. Podríamos hacer el esfuerzo de lanzar a uno de esos jóvenes la repetida cuestión de qué escogerían en caso de irse a una isla desierta. Más de uno probablemente lo tenga claro: el ordenador, no podría vivir sin estar enchufado a ese aparato al que parece que damos más importancia que a nuestra propia vida. “No, sin mi ordenador”, este sería el lema de muchos jóvenes de mi generación, personas que hemos nacido inmersas en la tecnología digital, personas que hemos crecido en un medio plagado de tecnología. Vivimociber_s por y para la red. Somos usuarios permanentes de estas tecnologías que nos confieren todo cuanto deseamos, sentimos verdadera devoción por las máquinas; podría decirse que somos “tecnófilos”. Este perfil de persona, tan habitual en esta era digital, sería el de los llamados “nativos digitales”, un término empleado por primera vez por Marc Prensky en un ensayo llamado “La muerte del mando y del control”, en el año 2004. Pero, ¿qué significa real mente esta expresión, que se ha puesto tan de moda en la actualidad?. Si nos ajustamos a las palabras de Victoriano Izquierdo (fotógrafo digital) estas serían las características inherentes de todo nativo digital:

         Dominio de los medios de producción digital: les gusta mucho crear, y lo digital lo hace posible. Ahora es sólo una cuestión de esfuerzo y tiempo.

         El mundo como terreno de juego: eliminación de barreras, tanto geográficas como temporales. Se puede estar conectado en cualquier momento y en cualquier parte del mundo.

         La red como elemento socializador: incorporan la red como elemento vertebrador, con la importancia de las redes sociales como Tuenti o Facebook, factores de dinamismo social.

         Aprenden en red y de la red: ya no hace falta leerse “tochos” de libros para estar al tanto de lo que ocurre en el mundo y saberse partícipe de él. La red ha sustituido a cualquier método de aprendizaje anterior, ha abierto un panorama de posibilidades antes inexistentes como es la interactividad.

         Dan importancia a la identidad digital que a la propia identidad en la vida real. Parece que si uno no se identifica en la red no puede saberse partícipe de su entorno. Es imprescindible tener un perfil on- line que permita al resto de personas ponerse en contacto contigo, y en definitiva, darte a conocer.

         Participan de la conversación: relacionado con el concepto de “interactividad”, el usuario no sólo es receptor de mensajes sino que también se ha convertido en emisor y productor de contenidos. Tiene capacidad de trabajar en paralelo con la red, por lo que su papel es activo. Ahora es capaz de generar información, a través de herramientas como foros o blogs donde se puede conversar acerca de los temas más candentes de la actualidad o de intereses particulares de cada uno.

         Crecen diferente. La vida ha saltado a la red y eso se nota.

     Sin embargo, no es necesaria tanta parafernalia para definir a este grupo de personas, que según las estadísticas más recientes, podrían constituir dentro de 20 años el 70% de la población mundial. En una sola frase se podría caracterizar a estas personas como “dependientes del ordenador”, personas que navegan con fluidez; tienen habilidad en el uso del ratón; utilizan reproductores de audio y video digitales a diario; toman fotos digitales que manipulan y envían; y usan sus ordenadores para crear videos, presentaciones multimedia, música o blogs, entre otras cosas. Los teléfonos móviles, los videojuegos, Internet, el e-mail y la mensajería instantánea se han convertido en parte integral de sus vidas y en su realidad tecnológica. Son, en definitiva, multitarea, personas capaces de hacer mil cosas al mismo tiempo en la red afrontando distintos canales de comunicación simultáneos. Personas capaces de estar viendo un vídeo mientras están hablando con sus amigos por el Messenger al tiempo que están visualizando multitud de páginas de la web. Parece que nos encanta ese ritmo frenético de la red, donde se trabaja a un tiempo vertiginoso. Si estamos conectados parece que a mayor cantidad de conversaciones abiertas, mayor es el grado de satisfacción, lo mismo que si no lo estamos, pues el número de páginas abiertas nunca será inferior a cinco. Nos gustan los retos y trabajar a tiempo real. Sin embargo, ¿por qué hemos llegado a este punto de dependencia irresistible del ordenador?

 

Ahora, los más jóvenes enseñamos a nuestros progenitores

 

 

     Como refleja este artículo, que recoge el diario El País, estamos inmiscuidos en un proceso de migración digital, que supone el desplazamiento progresivo hacia un mundo altamente tecnificado, una nueva economía creada por las tecnologías del conocimiento, donde el cambio es la información y la tecnología que suponen la nueva identidad. Vilches, estudioso de la comunicación digital, destacaba que en la migración digital el mundo no se divide entre ricos y pobres, sino entre los que están informados y aquellos que han quedado fuera de estas tecnologías, es decir entre los nativos digitales (jóvenes de hasta 30 años) y los inmigrantes digitales, que bien podrían ser nuestros padres (personas de edad más avanzada, entre 35 y 55 años) que no entienden la filosofía de sus hijos acerca de la dependencia de la tecnología. Si les preguntamos a cualquiera de ellos seguramente se muestren indignados e incrédulos por el poder de esas herramientas digitales, que lo son todo para sus hijos pero prácticamente nada para ellos. No entienden que no se pueda vivir sin el ordenador, el móvil o cualquier aparato digital al que sus niños ven como “su Tesoro”.

     Se produce una distancpegado-al-ordenadoria generacional, de difícil salvación, una brecha digital marcada por las diferencias entre ambos grupos: los nativos, que nacieron con el bit incorporado en su ADN y los inmigrantes que se intentan adaptar a lo que para ellos es una nueva galaxia, un mundo por descubrir, el de la tecnología digital. Algunas de esas palpables diferencias se dejan notar por ejemplo en el caso de la mensajería instantánea ya que mientras que los nativos son capaces de tener 10 ventanas abiertas o más y enterarse de la conversación de cada una de ellas, los inmigrantes tienden a llevar una conversación completa con una persona antes de pasar a otra. Sin embargo, la mayor diferencia entre ambas generaciones es el deseo inmensurable de los nativos por compartir y distribuir información en cuanto la reciben o de compartir sus propias emociones y sentimientos, algo que detestan los inmigrantes, quienes prefieren que esa información sea confidencial.

     El escritor chileno, Lorenzo Vilches, recoge en su libro “Migración digital” (2001) algunos de los  actos, típicos de novatos, que realizan los inmigrantes:

     Vamos a Internet cuando no encontramos un libro que previamente dé cuenta del problema. Antes de usar un aparato leemos el manual. Antes de ejecutar un programa necesitamos saber qué tecla tocar, etc., etc. Justo a la inversa en todos los casos de los nativos digitales que hacen primero y se preguntan después. El acento de segundones se nota en mil y un actos que parecen intranscendentes pero que delatan nuestro origen analógico. Imprimir un mail, editar un documento sobre papel, llamar a compañeros de oficina para que vean en nuestra computadora una URL en vez de directamente enviársela a ellos, y lo más tragicómico de todo, llamar a alguien por teléfono para confirmar si recibió nuestro mail, estas son nuestras características.

Enlace al artículo completo del escritor:

 

http://portal.educ.ar/debates/educacionytic/nuevos-alfabetismos/inmigrantes-digitales-vs-nativos-digitales.php

 

     Aunque parezca de comedia, los hechos que se citan en este fragmento, realmente tienen lugar en el caso de los inmigrantes digitales,  quienes se están viendo obligados a adaptarse a un mundo que no les pertenece, el de la digitalización de la cultura. La solución es clara: los inmigrantes digitales tendrán que correr a integrarse a esta sociedad tecnificada cuánto antes si no quieren que los que están por debajo de ellos (los nativos) les pisen los talones y se hagan con el mando de esta nueva sociedad.

 

 

Read Full Post »

     Después de leer este artículo acerca del recorrido de las nuevas tecnologías y la Sociedad de la información, parece reafirmarse la teoría de que Internet no solo constituye una útil herramienta de trabajo y de ayuda en casi todos los aspectos de la vida diaria; sino también, un poderosísimo instrumento de control. ¿Por qué digo esto?

     Si efectuamos una mirada retrospectiva en el tiempo podemos observar, como desde antaño, los países más avanzados económicamente y, por tanto, más industrializados y actualizados a nivel tecnológico son los que han tomado las riendas de este mundo. Una obviedad que; sin embargo, tiene muchos matices que explicar.

Cuando Bill Gates fundara hace 50 años la empresa de Microsoft muy pocos podrían haber imaginado el enorme poder que iba a alcanzar en un futuro hasta conseguir hacerse con el monopolio de la red y de la informática a nivel mundial. Esta creación de Microsoft, al igual que otras ya analizadas como Google, supuso un “boom” desde ese momento ya que cambió de forma “inesperada” (aunque esto lo pongo entre comillas porque dudo de ese carácter espontáneo) y radical la historia de los medios. Eliminó las barreras de espacio y tiempo a nivel planetario y a través de aplicaciones, como el correo electrónico, permitió la comunicación entre las zonas más alejadas del planeta en lo que supuso el inicio del enorme caudal de información que es ahora la red. A partir de entonces, la comunicación se hizo global, en términos de lo que McLuhan calificara posteriormente como “aldea global”, un mundo interconectaaldea-globaldo a través de la red en tiempo real. Desde esas fechas,  la tecnología se hizo vital en el progreso de las sociedades e Internet se convirtió en una herramienta fundamental para la vida futura de los ciudadanos y, sobretodo, de las empresas. Se convirtió en el medio de comunicación por excelencia de la Sociedad de la Información.

 

La Red: instrumento de marketing y mercado

     ¿Qué hay detrás de los aparentes beneficios que generan las altas tecnologías y en concreto Internet?. Si nos fijamos tan solo en las ventajas que nos aporta la red estamos quedándonos tan solo con una mirada superficial de lo que es este medio. Detrás de Internet y de su apariencia dócil e inocente se esconde un entramado de poderosas relaciones y ejercicios de poder donde los “grandes” salen ganando. No hay que olvidar que al fin y al cabo la jerarquía interna de Internet es una empresa, que como todas ellas, suele generar enormes beneficios para unos pero no tantos para otros. Como en el mismo vídeo se muestra, Internet es el triunfo del capitalismo digital, el ejemplo del deseo incesante de crear mejores productos que; aunque si bien es cierto que tienden a mejorar el estado de la red, no dejan de ser un mero producto. Un servicio creado con el único fin de unos pocos, sus creadores, de enriquecerse y de adquirir el monopolio de la economía y las relaciones multilaterales entre países a nivel internacional. Esto es lo que ha ocurrido por ejemplo con Microsoft, el negocio del señor Bill Gbillgates-microsoftates, que ha sabido granjearse una fortuna a costa de la subordinación de otros. Según un estudio realizado por la revista Forbes en 2007, Bill Gates aparecía tercero en la lista anual de las mayores fortunas personales, con bienes calculados alrededor de los 56.000 millones de dólares estadounidenses.

     Todo esto constituye el triunfo de la economía global y del mundo globalizado. Sin embargo, cabría realizar un análisis exhaustivo para examinar si de verdad esta globalización se ha producido en términos igualitarios en los diferentes países. La respuesta es evidentemente que no. Como en otros aspectos de la vida, aquí, los países menos avanzados de nuevo salen perdiendo y se han visto inmiscuidos en un proceso de sometimiento a las empresas occidentales del capitalismo más mordaz que ha abierto una serie de desequilibradas relaciones entre ricos y pobres. La globalización se ha producido de manera concéntrica en tan solo unos países entre los que se encuentran como era de esperar, el líder en todos estos tinglaos, Estados Unidos, que se ha convertido en el primer interesado en avanzar en esta herramienta que le permite, aún más, hacerse con el control de medio mundo. Frente a una sociedad cada vez más dispersa, a través de Internet, uno puede tener controlado a casi toda la esfera terrestre con tan solo conectarse a la red. Es el intento de reagrupar el poder en unas únicas manos, la de 6 o 7 países, que han logrado reafirmarse en el poder debido a la soberanía que le han proporcionado los medios digitales.

Internet: centro de poder

     Con el nombre de “colonialismo digital” se califica en el vídeo a la recolocación de centros de poder, una acepción de lo másinternet-poder acertada, ya que es perfectamente observable como los países líderes en el control de la red y de los medios digitales se mantienen a la cabeza del mundo, mientras que otros menos favorecidos, como la India o Bhutan, tienen que luchar día a día por hacerse un hueco en este desequilibrado comercio. La Sociedad de la Información hoy en día ha impulsado definitivamente el mundo globalizado. Las decisiones económicas y políticas afectan de inmediato a todos los rincones de la Tierra. Sin embargo, la riqueza está cada vez en menos manos y la llamada brecha digital amenaza con dejar descolgado al Tercer Mundo.

Por ejemplo, en la India, que 1 de cada 3 personas son analfabetas, parece utópico la posibilidad de equiparación con el nivel de los países occidentales y el ordenador lo único que representará en dicho territorio será un elemento de diferenciación entre las clases más pudientes de la sociedad y las más modestas, que verán con recelo como las nuevas tecnologías son algo excepcional, un fin inalcanzable al que difícilmente podrán acceder en tanto se mantengan estructuradas de igual manera las relaciones de poder. Lo mismo ocurre en Bhutan, en el Himalaya, ya que al ser uno de los países más pobres del mundo sus gentes probablemente hayan tenido que renunciar a otras cosas más necesarias como la comida o la escolarización con tal de no quedarse atrás en este mundo globalizado. Por ello, cabría plantearle al fanático de las tecnologías Bill Gates si hoy en día seguiría mostrándose tan seguro como hace unos años cuando afirmó en el 2004, en el diario El Mundo, que en 20 años «la mitad de la población participaría de la calidad de vida que da la tecnología y de las ventajas de la economía mundial» Ayer mismo salió publicado en RTVE que, según un estudio realizado por la Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación (AIMC), “la mitad de la población española no tiene acceso a Internet y que el 60% de los hogares no tienen conexión a la red”. Y todo esto en un país como España que se sitúa a la cabeza de las inversiones en nuevas tecnologías por lo que ni que decir tiene que la situación de los países menos avanzados será mucho peor.

 

 

     No se si es que tanta fortuna le tiene obnubilado al fundador de Microsoft y no le deja tiempo para acercarse a la realidad, mirar más allá de las fronteras de su inmediata esfera de poder, a zonas como el África Negra o las regiones menos desarrolladas de América Latina o Asia. Aquí, la población ni siquiera sabe leer por lo que o sucede un milagro y aumenta el grado de escolarización y del nivel de vida de esas zonas o creo que la próxima vez Bill Gatesbill-gates-moskito2 tendrá que pensárselo dos veces antes de pronunciar sus palabras. Además, si de verdad quiere equiparar el valor de la vida en todos los países y proporcionar avances en materia de investigación y medicina lo que debería hacer es invertir parte de esa incalculable fortuna que posee en llevar a cabo proyectos de ayuda racional y dejarse de aparecer con mosquitos en las televisiones que lo único que hace es reforzar su papel en los medios y aumentar las cuotas de mercado del país.

     La tecnología únicamente está beneficiando a los países que se pueden hacer con la posesión de lo último en el mercado digital, es decir, los países capitalistas y más avanzados. En estos casos sí que es verdad que la tecnología se ha convertido en imprescindible para todos los aspectos de la vida diaria, para poder seguir el ritmo vertiginoso al que avanzan las sociedades. Es admirable observar como las nuevas tecnologías están permitiendo llevar a cabo avances en campos como la medicina, donde las operaciones se han simplificado con motivo de las mejoras, o de la educación que aventuro a predecir en un futuro será on-line.

     Lo que está claro en este mundo cibernético es que parece que si uno no está continuamente pegado a una pantalla de ordenador no internauta1tiene nada que hacer, y los que se encargan de enunciar repetidamente estas teorías deberían plantearse que esto no es posible desgraciadamente en muchos lugares donde sus habitantes tienen otras preocupaciones más importantes, como salvar su propia vida, antes que ponerse a diseñar pantallitas de ordenador.

Si de verdad se presenta a Internet como el summun de este mundo, el salvador de todos los males de la sociedad, no se que hacen los que postulan estos enunciados que no se dedican a intentar equilibrar la balanza de mercado. Una vez más parece que el dinero lo es todo. No importa en realidad los beneficios que Internet pueda aportar, que evidentemente son muchos, sino el dinero que puedan aportar las nuevas aplicaciones informáticas a las arcas del Estado de los países capitalistas. Es cierto que Internet probablemente sea uno de los mejores inventos de los últimos años y no me cabe duda de lo importante que es para algunos ámbitos de la sociedad, como la medicina o la educación, pero por desgracia Internet; a pesar de lo que la gente cree, es un producto elitista, un servicio del que sólo disfrutan unos pocos, los más agraciados.

     Parece indignante una vez más como hoy en día en vez de aprovechar esa posibilidad de cercanía a nivel global a través de la conexión de ordenadores de todo el planeta para intentar favorecer el crecimiento equilibrado del planeta, se esté desaprovechando en aras del beneficio de unos pocos, los que menos lo necesitan.

Internet es la fuerza de un monopolio, la soberanía concentrada en el capitalismo occidental.

 

 

 

 

Read Full Post »